volver al barco

Juegos de calle - Las chapas

chapas

Para jugar a las chapas sólo hacen falta chapas de botellas y un poco de imaginación. Las chapas pueden representar ciclistas, jugadores de fútbol, coches de carreras, naves espaciales, lo que quieras. Para hacerlo más realista, puedes decorar tus chapas con las fotos de tus ciclistas favoritos recortadas de revistas o de los corredores de fórmula uno que más te gusten. Hasta se pueden formar equipos.

¿Y cómo se juega? En primer lugar hay que dibujar con tiza un circuito en el suelo. Pero no te pases. Cuantas más curvas tenga, más complicado será recorrerlo con tus chapas. Como en todas las carreras, hay que marcar una salida y una meta. Luego, a golpe de dedo, hay que impulsar las chapas. Cada turno termina cuando la chapa del jugador sale del recorrido marcado. Entonces su chapa queda en el punto de la carrera donde salió y el turno pasa a otro jugador. Así, hasta que el ganador alcanza la meta. Luego se puede disputar el resto de la carrera para ver quién gana por equipos.

Gobierno de La Rioja | Agencia del Conocimiento y la Tecnología